Aina Rovira y Sonia Casimiro, tendencias RRHH 2022

Desconexión Digital, ¿cómo gestionarla con los grupos de WhatsApp?

10 minutos

El uso de las nuevas tecnologías en el ámbito laboral ha favorecido la aparición de nuevas enfermedades laborales. La tecno ansiedad, la tecnofobia, la tecno fatiga, o la tecno adición, todas ellas afecciones que se engloban bajo el concepto de tecnoestrés según la Organización Internacional del Trabajo. La no desconexión de WhatsApp puede incluirse en estos términos como un factor de riesgo.

Por ello, el derecho a la desconexión digital ha tomado fuerza como forma de evitar o paliar estas patologías. Su reconocimiento por la Unión Europea en su Reglamento 2016/679, forzó a que se incorporase también en el cuerpo normativo español. A pesar de que ello ha sido un gran logro, la falta de una normativa específica que regule el contenido y los límites de este derecho ha comportado que, en la práctica, exista un desconocimiento tanto para trabajadores como para empresas.

Un problema futuro, ahora

Ante esta falta de regulación hay muchos aspectos pendientes de tratar. El que se augura que será un problema de futuro para las empresas es la combinación de este derecho con el uso del WhatsApp. Si el derecho a la desconexión digital implica la no interrupción de los descansos a través de medios tecnológicos como pueden ser correos, mensajes y llamadas, ¿Cómo este derecho puede convivir con los grupos de WhatsApp del trabajo? ¿Cómo se puede compatibilizar una jornada flexible con el derecho a la desconexión digital?

Hoy en día el uso del WhatsApp y otras aplicaciones similares está muy extendido dentro de las relaciones laborales, tanto para cambiar horarios, como para comunicar retrasos, para recordar reuniones o para realizar consultas entre compañeros.  A veces este uso para fines laborales se mezcla con el uso de la aplicación por motivos privados. Por no hablar de los equipos que realizan guardias por turnos, en los que es frecuente el uso de un grupo de WhatsApp independientemente de que algunos integrantes del grupo estén en su día de descanso.

Prioridad, la consecución de los límites del uso de WhatsApp

Así pues, establecer los límites del uso del WhatsApp por parte de las empresas no es tarea fácil, aunque si prioritaria. Sobre todo, si tenemos en cuenta que, a pesar de no tener reconocida una infracción propia, la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social prevé como una infracción grave la “transgresión de los límites legales o pactados en materia de jornada”. Pudiendo entenderse como tal el no respetar los tiempos de descanso pactados, infracción que estaría penada con una multa de entre 751 a 7.500 euros.

Por el momento, la regulación de este derecho corresponde a la negociación colectiva, pudiendo regularlo unilateralmente  la empresa en aquellos centros en los que no exista representación legal de los trabajadores.  

El uso de WhatsApp regulado en la política de Desconexión Digital

No obstante, las empresas tienen la obligación de redactar una Política de Desconexión Digital en que se prevean las pautas que deberán seguir los empleados para respetar este derecho propio y ajeno, haciendo una mención especial para aquellos casos de trabajadores a distancia.

En conclusión, para evitar sanciones las empresas deberán redactar una política en la que se regulen las comunicaciones a través de los medios tecnológicos. Recabando, además, el consentimiento de los trabajadores para su inclusión en los grupos de WhatsApp corporativos (sobre todo, en el caso de que se utilicen los dispositivos privados) y limitando su uso a los horarios y a tareas laborales, de forma que durante el tiempo de descanso de los trabajadores nadie pueda ponerse en contacto con ellos.

¿Qué puede hacer el empleado para garantizar su propia desconexión de WhatsApp?

La aplicación propiedad de Facebook ha ideado una solución para silenciar ciertos grupos o chats. Se denomina el «Modo vacaciones». Con ello, puedes ocultar los mensajes de cualquier chat individual o grupal, y no te aparecerán notificaciones ni alertas en la pantalla de inicio.

Configurarlo es muy sencillo:

  • Selecciona el chat que quieres silenciar.
  • En la parte superior aparecerá un icono con una flecha hacia abajo. Pincha en él.
  • Automáticamente aparecerá en la parte superior, un número como chat «Archivados». Ahí encontrarás todos los chat desactivados. No aparecerán en las conversaciones y no llegarán notificaciones.
  • Para volver a habilitar el chat, solo tienes realizar el mismo proceso, pero a la inversa. Pinchar sobre el chat en «Archivados» y seleccionar la flecha que aparecerá en la misma ubicación.

Hasta que no se regule este derecho a la desconexión, serán los tribunales los que irán perfilando sus límites a través de las resoluciones judiciales que se vayan dictando en aquellos casos en que se reclame una vulneración de este derecho.

Por todo ello y ante el desconcierto existente, se recomienda a las empresas que elaboren sus Políticas de Desconexión Digital sin prisa pero sin pausa, y ello antes de que se les notifique una demanda por vulneración del derecho a la desconexión digital de los trabajadores.


Aina Rovira, Legal Counsel, VisualTime, A Cegid Company

Sonia Casimiro, Responsable de comunicación y divulgadora laboral, VisualTime, A Cegid Company

Leer en prensa:

Equipos y Talento

post-ebook-gestion-estrategica-proyecto