El teletrabajo actualiza la gestión del tiempo

6 minutos

Gracias al teletrabajo hoy ha cambiado la mentalidad: la fidelidad prima sobre el control. Entrevista a David Arderiu, director de Cegid Visualtime.

Especializada en software para recursos humanos y con raíces en Sabadell, donde nació en 1983, VisualTime se integró el pasado diciembre pasado en la multinacional francesa Cegid –bien conocida en España desde que adquirió Meta 4–, que tiene 3.800 empleados, a los que VisualTime añade su plantilla de 78.

David Arderiu Piqué, su director general, explica que el valor de su empresa reside en que incorpora un producto de gestión de tiempos a un catálogo que abarca otros en torno a la gestión de nóminas y de talento, que sitúan al grupo en una posición de liderazgo. “Para todos los países donde opera Cegid, el software de gestión de tiempo será el nuestro, aunque faltan adaptaciones a las normativas que rigen en cada país”.

Además de España, ya está operativo en tres mercados latinoamericanos, donde la función de soporte es local. El siguiente salto será implantarlo en el mercado francés, con el mismo requisito.

Para que VisualTime llamase la atención de Cegid han sido clave los rasgos que hacen propicio este software como herramienta para la nueva era del teletrabajo. “Gente que se las arreglaba con papel y boli o con soluciones baratitas que proliferaron a raíz del registro de jornada se ha quedado descolgada ante las necesidades actuales y los nuevos comportamientos”, señala Arderiu. Al mismo tiempo, el producto ha evolucionado en dirección a la nube, con una versión híbrida. Eso permite automatizar en remoto la calificación de horas y jornadas: como teletrabajo o como presenciales, según proporciones que cada empresa negocie con cada empleado.

“Se plantean de pronto cuestiones que los clientes de Cegid no estaban acostumbradas a manejar, pero que a raíz de la pandemia se han vuelto usuales y sobre las cuales pivota la confianza en el nuevo modelo de relaciones laborales”, añade el director general. El empleador necesita datos que le garanticen que sus empleados están trabajando desde una ubicación distinta, pero que efectivamente están trabajando. La hibridez –subraya– ha supuesto tener que implementar una variedad de cantidad de casuísticas desconocidas, pero característica de cada empresa. “Seguimos la misma filosofía que tenía nuestro producto original: controlar, sí, pero con nuevos parámetros que dan libertad al trabajador y le aseguran la conciliación entre trabajo y vida familiar. Con los modelos que han quedado tras la pandemia son raras las empresas que exigen una presencialidad al 100% de la plantilla o el 100% de la jornada semanal”.

Gracias al portal del empleado que ofrece VisualTime, el personal dice cuándo está trabajando y cuándo no, “ahora bien, si la empresa quiere profundizar su control y, por ejemplo, verificar que se está ejecutando una aplicación, ese ya no es nuestro oficio; pensamos que esto nos hace creíbles”. En esta evolución hacia la flexibilidad se muestra optimista: “El teletrabajo nos ha mostrado que si tienes talento en tu plantilla podrás salir a flote de situaciones difíciles; nuestros clientes confirman que ofreciendo transparencia y respeto se ganan la confianza de los empleados”.

VisualTime trabaja con sectores y clientes que usan el producto de muy distintas maneras. Por definición, contempla 129 actividades diferentes, lo que en el fondo quiere decir que la gestión de tiempo es una necesidad horizontal a la vez que granular. “Nunca nos hemos planteado organizarnos por sectores verticales, no tendría sentido para nosotros”, concluye.


Leer en prensa:

La Vanguardia

New Call-to-action